Sonsoles y Juan Felipe, en el centro, con sus diplomas que certifican sus prácticas en Metro.

¡¡Han hecho historia!! Y de la buena

Sonsoles y Juan Felipe han hecho historia en Metro de Madrid: son las primeras personas con discapacidad intelectual en finalizar unas prácticas laborales en nuestra compañía. Son un hito y nos dan dado toda una lección, la de que los prejuicios se pueden derribar.

Sonsoles y Juan Felipe son dos nombres especiales para Metro. Son los nombres de
dos jóvenes, de dos pioneros que acaban de entrar en nuestra historia… y por la puerta grande. SONSOLES y JUAN FELIPE, así, con las mayúsculas que se han ganado, son las primeras personas con discapacidad intelectual que han acabado unas prácticas laborales en Metro. Son noticia, y de las buenas, de esas que nos enseñan que los prejuicios se pueden y se deben derribar.

Son un hito. Y así lo ha entendido Metro de Madrid en su apuesta por ser el metro de todos, en su reto por la inclusión. Fue el pasado mes de febrero cuando Sonsoles y Juan Felipe ‘aterrizaron’ en nuestros servicios de Logística y de Salud Laboral, preparados para darlo todo, con miedos, dudas, pero con una ilusión a prueba de bombas. Se abrían las puertas de un nuevo mundo para ellos, el del trabajo, y arrancaba una experiencia inédita para Metro.

 

Pues bien, tras 248 horas de formación y una intensa supervisión por parte del Grupo Envera y de Metro (mención especial para Rafael y Óscar), estos dos jóvenes cuentan con una marca histórica en su currículo, la de ser los primeros en llegar a Metro, mientras que nosotros nos quedamos con el sabor de una experiencia inolvidable, por su entrega total y sus ganas (enormes) por abrirse camino. Sonsoles y Juan Felipe han aprendido mucho de Metro, garantizado, y eso no se les olvidará, pero Metro también ha aprendido de ellos… y en abundancia.

Metro ha celebrado un acto de clausura de este programa de prácticas para personas con discapacidad intelectual, un acto en el que hubo sonrisas y emoción, y no es para menos. Se ha dado un paso importante, para los jóvenes, para la compañía y para la sociedad a la que servimos. Con este avance, los alumnos con discapacidad intelectual tienen a su disposición una oportunidad para completar su formación práctica, por lo que se favorece su inserción laboral y su progresiva incorporación a los distintos ámbitos de la sociedad de una forma normalizada e inclusiva.

En septiembre volveremos a repetir la experiencia con cuatro nuevas incorporaciones de alumnos como Sonsoles y Juan Felipe. Ya no serán los primeros, pero estamos seguros de que volverán a dejarnos su huella, porque son personas capaces, con ganas y compromiso, algo que en Metro encaja a la perfección.    

SONSOLES DOMÍNGUEZ y JUAN FELIPE PINTO, ¡¡enhorabuena y gracias por todo lo dado!! No solo sois historia de Metro, sois una de nuestras mejores historias.