Metro de Madrid estrena este mes 11 nuevos ascensores en cuatro estaciones de la red

Plaza de España
Instalados en el marco del Plan de Accesibilidad e Inclusión 2016- 2020, que tiene un presupuesto de 145,7 millones de euros. Los de Barrio de la Concepción y Portazgo ya están en marcha, mientras que los de las estaciones de Pavones y Sevilla serán los siguientes. Con ellos, las estaciones serán 100 % accesibles para personas con discapacidad. Estos elevadores se añadirán a los 518 que ya dan servicio en la red madrileña, más que la suma de los que tienen las de Londres, París y Nueva York. El 73 % de las estaciones tendrá elevadores cuando acaben los trabajos del Plan de Accesibilidad e Inclusión. Están en marcha obras para instalar otros 22 ascensores en Gran Vía, Bilbao, Plaza Elíptica y Príncipe de Vergara. Además, se van a sustituir 13 ascensores de siete estaciones por modelos más modernos y eficientes. La Comunidad va a invertir también 3,3 millones de euros en la modernización de la estación de Esperanza.

El Consejo de Gobierno ha conocido hoy un informe sobre el desarrollo del Plan de Accesibilidad e Inclusión de Metro 2016-2020 que impulsa la Comunidad de Madrid. Este proyecto va a sumar en las próximas semanas 11 nuevos ascensores en cuatro estaciones de la red para seguir avanzando en la accesibilidad del medio de transporte público más utilizado por los madrileños. La red de Metro pasará entonces a contar con un total de 529 elevadores en unas instalaciones que usan cada día 2,3 millones de personas.

Así, en los últimos días, se han puesto en marcha los tres ascensores de Barrio de la Concepción (línea 7), el pasado 17 de mayo; y otros dos en Portazgo (línea 1), ayer, 20 de mayo. Está previsto que en los próximos días de este mes culminen los trabajos de instalación de otros tres en Pavones (línea 9); y tres más en Sevilla (línea 2). Las obras en las tres primeras estaciones han sido posibles gracias a una inversión conjunta de 10 millones de euros, mientras que las actuaciones de accesibilidad en Sevilla se incluyen en el acuerdo de Metro con el Centro Canalejas Madrid.

Estos elevadores se añaden así en mayo a los 518 que ya dan servicio actualmente en la red, cifra que supera al conjunto de ascensores instalados en los suburbanos de ciudades tan importantes como Londres, París y Nueva York. Además de estos 11 nuevos ascensores, ya están en marcha las obras para poner en servicio para los usuarios otros 22 elevadores: siete en la estación de Bilbao (líneas 1 y 4); cuatro en la estación de Gran Vía (líneas 1 y 5); cinco en Plaza Elíptica (línea 6); y seis en Príncipe de Vergara (líneas 2 y 9).

La apuesta de la Comunidad de Madrid por la accesibilidad en Metro pasa también por la renovación de los ascensores que ya llevan años prestando servicio. Así, el Consejo de Gobierno también ha conocido la propuesta de adjudicación de las obras para sustituir 13 ascensores operativos desde hace años en siete estaciones de la red: tres en Parque de Santa María, dos en Alto del Arenal, dos en Gregorio Marañón, dos en Moncloa, uno Argüelles, uno en Canillas, uno en San Cipriano y uno en Vicálvaro.

El objetivo de este contrato, que tiene un importe de 2.556.500 euros y un plazo de ejecución de 12 meses, es cambiar los actuales ascensores hidráulicos por otros nuevos con un sistema de tracción eléctrica más eficiente, que mejora la fiabilidad de unas máquinas sometidas a una intensa actividad cada día.

MAYOR ACCESIBILIDAD Y MOVILIDAD

Estas actuaciones se enmarcan en el Plan de Accesibilidad e Inclusión de Metro de Madrid, dotado con una inversión total de 145,7 millones de euros y que fue consensuado con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI). Este Plan tiene como objetivo principal abrir 89 ascensores en 33 estaciones de la red, así como distintas medidas complementarias (pavimentos tactovisuales, pasamanos dobles, señalización en Braille…) que garanticen una accesibilidad cada vez mayor a todas las instalaciones del suburbano.

Este proyecto está cofinanciado por la Comunidad de Madrid y la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional 2014-20. Las actuaciones que se realicen permitirán mejorar la movilidad de los 322.000 madrileños con discapacidad, ya que cuando acaben los trabajos Metro pasará de un 63 % de estaciones accesibles a un 73 %.

Los nuevos ascensores que se están colocando en las diferentes estaciones presentan correspondencia con, al menos, dos líneas de Metro o bien han sido solicitadas por asociaciones o entidades que atienden a personas con discapacidad.

No solo los ascensores contribuyen a incrementar la accesibilidad general en las 302 estaciones que integran la red del suburbano. A fecha de hoy, Metro de Madrid tiene instaladas un total de 1.705 escaleras mecánicas, lo que le sitúa como segundo suburbano del mundo con mayor número de estos dispositivos, solo por detrás del Metro de Shanghái.

PROSPERIDAD Y PLAN DE MODERNIZACIÓN DE ESTACIONES

El Consejo de Gobierno regional también ha conocido hoy la propuesta de adjudicación de las obras de modernización de la estación de Prosperidad, situada en la línea 4 del suburbano, que tendrán un presupuesto de 3.289.937 euros y un plazo de ejecución de 12 meses.

Este proyecto, que se suma a la reciente adjudicación de las obras de modernización de otra de las estaciones de la línea 4, Esperanza, en la que se invertirán 2.442.441 euros, forma parte del Plan de Modernización impulsado por Metro de Madrid, que se extenderá hasta 2021 y que permitirá renovar 33 de las estaciones más antiguas de la red gracias a una inversión de 89 millones de euros.

Las actuaciones incluidas en este Plan tienen como objetivo sustituir los revestimientos, instalaciones y tecnología obsoleta localizados en los andenes y sus accesos por otros materiales y equipamientos más actuales y adaptados a las normativas, lo que facilita las labores de mantenimiento y mejora la funcionalidad de las instalaciones. También, en función de las características de los espacios a renovar, se incluyen actuaciones de ampliación y mejora de la red de drenaje y saneamiento, nuevos sistemas de impermeabilización y canalizaciones eléctricas e instalación de nuevo mobiliario.

Además de las obras que empezarán en breve en estas dos estaciones de la línea 4, actualmente se están llevando a cabos trabajos del Plan de Modernización en otras instalaciones también están incluidas en el Plan de Accesibilidad (como Sevilla, Pavones, Bilbao o Príncipe de Vergara).

UN CENTENARIO CON MÁS CONDUCTORES Y NUEVOS TRENES

Todos estos planes de renovación y mejora de instalaciones coinciden con el Centenario de la entrada en funcionamiento de Metro de Madrid (1919-2019). Una efeméride que la Comunidad de Madrid está celebrando desde el pasado mes de octubre con distintas actividades como exposiciones de trenes clásicos, carreras populares, concursos de dibujo y otras iniciativas que se prolongarán hasta el próximo mes de octubre.

El día 17 de ese mes será cuando se cumplan 100 años de la jornada en la que los madrileños pudieron utilizar la primera línea del suburbano que entró en funcionamiento. Un trayecto que cubría los cuatro kilómetros que separan las estaciones de Sol a Cuatro Caminos.

Pero Metro no solo mira orgulloso a su pasado, sino que trabaja para seguir ofreciendo el mejor servicio a sus usuarios. Y lo hace incrementando sus medios materiales y humanos, con la contratación de 100 nuevos conductores –que empezarán a trabajar a lo largo de este verano– y con la adquisición de 60 nuevos trenes. Una compra para la que ya han empezado los procesos administrativos y que permitirá satisfacer las nuevas necesidades de demanda de un transporte público que en 2018 fue utilizado por más de 657 millones de viajeros. A lo largo de este año, Metro de Madrid está registrando un incremento de usuarios, con una subida de casi el 9 % en marzo pasado con respecto al mismo mes de 2018.

Metro de Madrid inició su historia el 17 de octubre de 1919 con ocho estaciones y un recorrido de apenas cuatro kilómetros. Casi 100 años después, el suburbano abarca a un total de 12 municipios y se ha convertido en la quinta red del mundo por número de estaciones (302) y la octava por extensión.

Dispone de un presupuesto anual de 1.000 millones de euros, cuenta con cerca de 7.000 empleados, más de un millar de máquinas de venta y 8.563 cámaras de vigilancia repartidas en trenes, estaciones y depósitos. Su puesto de mando es un referente internacional para el sector ferroviario y recibe de media una visita semanal de diferentes administraciones, universidades y empresas procedentes de numerosos países relacionadas con el sector para conocer su funcionamiento.

Pedro Rollan, Presidente de la Comunidad de Madrid

Descargar