Levantamos un muro contra la violencia de género en la estación de Plaza de Castilla

Campaña contra la violencia de genero
Un mural instalado en la estación recoge los mensajes esperanzadores de viajeros y trabajadores del suburbano. La campaña en redes #muévete busca sensibilizar contra la violencia machista a los 2,3 millones de usuarios diarios de Metro

La Comunidad de Madrid levanta un muro virtual y físico contra la violencia de género en la estación de Plaza de Castilla. Con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género que se celebra mañana, Metro de Madrid va a instalar en la estación un mural en el que se han reproducido los mensajes más positivos y esperanzadores que viajeros y empleados de la compañía han enviado a las víctimas de la violencia machista.

El mural, ubicado en la línea 9, cuyo color morado representa el color de la lucha contra la violencia de género, ha sido diseñado por Metro de Madrid y es el resultado de la iniciativa en redes sociales #muévete contra la violencia de género, impulsada por el suburbano madrileño. En concreto, la empresa invitó a aprovechar el potencial de Metro como canal de comunicación para sensibilizar sobre la violencia machista a los 2,3 millones de viajeros diarios que se mueven por su red.

Los mensajes que aparecen en el mural han sido seleccionados entre todos los que han enviado tanto los usuarios como los empleados de la empresa pública de la Comunidad de Madrid, también movilizados a través del portal del empleado de Metro.

FOTOGRAFÍAS DE EMPLEADOS

La iniciativa se completa con 24 imágenes de trabajadores del suburbano que se van a exhibir en 24 de las estaciones de la línea 9. Las imágenes fueron realizadas hace un año, también para conmemorar el Día Internacional contra la Violencia de Género, y formaban parte de la exposición ‘Metreros sin Piedad’, realizada por el fotógrafo Juan Carlos Vega.

En las imágenes, los empleados aparecen en blanco y negro con una mirada desafiante mostrando su ‘peor cara’ contra quien ejerce la violencia de género y con un mensaje personal y esperanzador. Los trabajadores han participado también mostrando su rechazo en un vídeo emitido en redes sociales y en Canal Metro Madrid. Esta iniciativa forma parte de la línea social de Metro de Madrid, el programa social que permite dar difusión y visibilidad a distintas causas sociales, a través de los distintos espacios y canales de comunicación del suburbano.