La Comunidad de Madrid invierte 16,5 millones en el mantenimiento de las instalaciones de cinco líneas de Metro

Estación de Metro
El contrato de conservación, de cuatro años de duración, garantiza la seguridad y calidad de las diferentes instalaciones de la red. Incluyen la conservación de las infraestructuras y acabados en las instalaciones de las líneas 1, 6, 9, 10 y 11. Los trabajos forman parte de un plan de mantenimiento para todas las líneas, con una inversión total de más de 35 millones de euros

La Comunidad de Madrid va a invertir 16,5 millones de euros en el mantenimiento de las instalaciones de cinco líneas de Metro de Madrid. El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy la adjudicación del contrato para las líneas 1, 6, 9, 10 y 11 del suburbano, con una duración de cuatro años. Se trata del tercer contrato de mantenimiento que se ejecuta dentro de su plan de conservación con más de 35 millones de euros.

Esta conservación es una de las prioridades de Metro de Madrid para asegurar la prestación de un servicio fiable y de calidad. La ejecución de un correcto mantenimiento es indispensable para prevenir incidencias futuras en la infraestructura y garantizar que la red de Metro se encuentre en un estado óptimo, garantizando la seguridad y el confort de los viajeros.

Los trabajos incluyen las actividades de mantenimiento destinadas a la conservación de la infraestructura, como túneles, instalaciones auxiliares o grandes estructuras en estaciones, así como la parte de arquitectura y acabados.

Igualmente, se incluye el mantenimiento de todas las actividades relacionadas con las obras de construcción, como es el caso de los trabajos de limpieza y conservación de los pozos de ventilación y los de bombeo pluviales o la limpieza de las cubiertas de templetes de acceso a las estaciones.

Con estas actuaciones se logra aumentar el control sobre el estado de conservación de la infraestructura de la red del suburbano, disminuyendo en el medio y largo plazo las incidencias. De este modo, se mejoran a su vez los mecanismos de supervisión internos y se asegura, durante más tiempo, la funcionalidad de la infraestructura.