Metro de Madrid pone en marcha un dispositivo especial ante la posibilidad de fuertes nevadas

Tren entrando en una estación con el logo de Metro en primer plano
Para evitar posibles incidencias provocadas por la nieve y el hielo en estaciones y tramos de vía que se encuentran en la intemperie. Las estaciones contarán con reservas de sal y equipos para la retirada de nieve. En casos excepcionales, la línea 8 se mantendría en funcionamiento también durante el horario nocturno para asegurar la conexión con el aeropuerto.

Metro de Madrid ha desarrollado un dispositivo especial durante el período invernal para hacer frente a las posibles inclemencias climatológicas que impliquen la presencia de nieve o hielo en sus instalaciones o en los accesos a las mismas y que puedan afectar al servicio prestado a los usuarios.

Este plan de actuaciones afecta a todos los accesos a Metro, estaciones que se encuentran en la intemperie, depósitos, cocheras y tramos de vía en intemperie.

Como herramienta fundamental para combatir la nieve y el hielo, las estaciones disponen de sal y equipos para la retirada de los mismos (tales como cubos, palas y escobas). Cada línea mantiene una reserva estratégica de estos elementos en puntos clave para facilitar su reparto. En situaciones imprevisibles en la que la ciudad esté colapsada por una importante nevada y las líneas agoten sus provisiones de sal, se hará una distribución de urgencia usando uno o varios trenes sin viajeros hasta los puntos que se definan para su distribución a las estaciones afectadas.

En el caso de que finalmente se produzca una nevada y con ayuda del personal de limpieza, se esparcirá sal con moderación. Se pondrá especial atención en mantener limpias las zonas de tránsito y, en particular, las zonas de andén que sean utilizadas para la entrada y salida de los trenes. Una vez seca la zona de paso en donde se haya puesto sal, se comprobará que no quedan restos, ya que puede provocar caídas.

En lo que respecta a los depósitos y cocheras, se tomarán otras medidas específicas como mover las agujas frecuentemente para evitar que se acumule nieve en las mismas, evitar que los trenes queden estacionados en la intemperie y, en las líneas 9B y Metro Ligero 1, se establecerá circulación de trenes durante la noche para que realicen vueltas completas a la línea antes de la apertura de servicio.

EL PLAN DE ACTUACIÓN EN LÍNEA 8

Metro colabora con AENA en su Plan Invernal para garantizar el transporte hasta el aeropuerto y entre sus terminales. En caso de que haya previsión de nevada, se recomendará el uso de Metro para los desplazamientos de los usuarios desde o hacia el aeropuerto. Además, en caso de que sea necesario, se utilizará la línea 8 como alternativa a la lanzadera interior entre terminales con la que cuenta AENA.

En caso de extrema necesidad por inclemencias invernales, se podría dejar circulando los trenes de línea 8 durante todo el horario nocturno, entre las 2 y las 6 horas, para garantizar la movilidad de los viajeros que llegan o se dirigen al aeropuerto.