La Comunidad de Madrid destina 265 millones de euros para el servicio de seguridad en Metro de Madrid

""
El Consejo de Gobierno ha dado luz verde al nuevo contrato que tendrá una duración de cuatro años. Se incluye la vigilancia desde los accesos hasta la vía, custodia en estaciones, dependencias anexas o trenes. Los viajeros otorgan una calificación de notable en materia de seguridad en la última encuesta de la compañía

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado hoy la contratación del servicio de seguridad de la red de Metro de Madrid. Este acuerdo cuenta con un presupuesto de adjudicación de 265 millones de euros y una duración de cuatro años, con la posibilidad de realizar una prórroga de un año más.

Además de considerar las estaciones de las 12 líneas del suburbano madrileño y Metro Ligero 1, la asistencia también incluye determinadas dependencias anexas, así como los trenes en circulación.

La vigilancia se desarrollará desde el comienzo de los accesos de cada parada hasta el nivel de vía: vestíbulos, pasillos, andenes, escaleras, ascensores, cocheras, entre otros, incluidas las zonas de las instalaciones que tengan acceso restringido. En los trenes se llevará a cabo a bordo y también desde el andén.

Aparte de la cobertura ordinaria y esencial de seguridad, los guardias también atenderán necesidades operativas especiales, como eventos deportivos o conciertos, además de ofrecer soporte a la intervención y control de títulos de transporte.

Por otro lado, Metro contará con servicios diurnos y nocturnos de vigilancia extra con vehículo para cualquier necesidad extraordinaria que pueda surgir durante la prestación de los trabajos.

El fin de este nuevo contrato es garantizar la seguridad de los viajeros y personal del suburbano, así como mantener los niveles de calidad de este servicio, cumpliendo con los objetivos marcados en las encuestas que se hacen periódicamente entre sus usuarios. En la última, de abril de 2022, los viajeros otorgaron una puntuación de 7,67 sobre 10 en materia de seguridad.