La Comunidad de Madrid registra más de 2.300 visitas al castillo del Conde Drácula en la antigua estación de Metro de Chamberí

Estación de Chamberí tematizada
La actividad se ha desarrollado entre el 28 de octubre y el 1 de noviembre con motivo de la celebración de Halloween. Ante el éxito de convocatoria, la iniciativa, que estaba prevista hasta el 31 de octubre, se amplió un día más. Los asistentes disfrutaron de una obra de microteatro interactivo basada la novela de Bram Stoker, que este año cumple 125 años de su publicación

La Comunidad de Madrid ha registrado más de 2.300 visitas al Castillo del Conde Drácula, instalado en la antigua estación de Metro de Chamberí entre el 28 de octubre y el 1 de noviembre. La iniciativa, con motivo de la celebración de Halloween, ha estado organizada por Metro en colaboración con Turismo de Irlanda y la embajada de este país en España.

Las sesiones entre el 28 y el 31 de octubre incluyeron obras de microteatro interactivo, en las que algunos personajes de la novela Drácula -que este año cumple 125 años- y el mismo Bram Stoker -su autor- acompañaron al público en un viaje hacia los orígenes celtas de la celebración y hacia el mundo que conecta al escritor irlandés con esos personajes. Las del día 1 de noviembre, por su parte, se centraron en las leyendas que giran en torno a la estación fantasma de Chamberí, congelada en el tiempo desde 1966.

Las visitas se realizaron en varios pases, con una duración aproximada de media hora. Para asistir, la Compañía Metropolitana habilitó el pasado 21 de octubre un espacio en su página web oficial www.metromadrid.es donde los interesados pudieron reservar su plaza de manera gratuita. Ante el gran éxito de convocatoria, que hizo que se agotaran las entradas en muy poco tiempo, el suburbano madrileño amplió las sesiones hasta el 1 de noviembre, pero ya sin las piezas de microteatro.

Además, Metro obsequió a todos los asistentes a la actividad con unos tarjeteros conmemorativos en los que poder guardar sus Tarjetas de Transporte Público. Estos artículos también se repartieron durante las mismas fechas en las oficinas ubicadas en las tiendas oficiales del suburbano de Sol y Plaza de Castilla.

No es la primera vez que la empresa ferroviaria celebra el fin de semana más terrorífico del año. Ya en 2019 y 2021 Chamberí se caracterizó con esqueletos, calabazas o arañas y un grupo de actores se encargó de hacer pasar un poco de miedo a todos los visitantes.