La Comunidad de Madrid aprueba la primera inversión para la construcción del Metro a Madrid Nuevo Norte

""
El Consejo de Gobierno ha conocido hoy el presupuesto de casi 4 millones para esta obra de ampliación del suburbano. El trazado planificado de 3 kilómetros de longitud operará sin conductor, enlazará con las líneas 1 y 10 en Chamartín y desde ahí estrenará tres nuevas estaciones. La previsión es que las obras comiencen durante 2026 y que en su apertura sea utilizada diariamente por 50.000 viajeros

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid celebrado hoy ha conocido una inversión de 3,9 millones de euros para la redacción del proyecto de la nueva línea de Metro Madrid Nuevo Norte. Se trata de la primera financiación para este futuro trazado del transporte público, que tendrá su cabecera en Chamartín, y contará con tres estaciones más denominadas provisionalmente Centro de Negocios, Fuencarral Sur y Fuencarral Norte. La duración de este contrato, donde se definirá el diseño de la línea, es de 18 meses según detalla la Consejería de Vivienda, Transportes e Infraestructuras

Esta nueva infraestructura de tres kilómetros de longitud será la primera de la red que opere de forma totalmente automática, es decir, sin conductor ni personal a bordo, ya que los trenes estarán programados desde un centro de control como los que ya funcionan en países asiáticos.

Asimismo, contribuirá a mejorar y aumentar la movilidad de los ciudadanos, que podrán utilizarla para enlazar con las líneas 1 y 10 de Metro, y con el futuro intercambiador de transportes de Chamartín que el Gobierno regional construirá en esta legislatura en este punto neurálgico de la capital, junto a los de Valdebebas, Conde de Casal y Legazpi, para lo que invertirá un total de 234 millones de euros.

Madrid Nuevo Norte es un desarrollo urbanístico proyectado sobre más de 3,3 millones de metros cuadrados de la ciudad en los que está previsto construir 10.500 viviendas, de las que el 20% tendrá algún tipo de protección pública. Los estudios preliminares prevén una demanda de transporte público en esta zona de 145.000 viajes diarios y de estos desplazamientos una tercera parte, alrededor de 50.000, se realizarán a bordo de la nueva línea proyectada del suburbano.