La Comunidad de Madrid aprueba invertir 450 millones para la compra de 40 nuevos trenes de Metro

""
El Consejo de Gobierno ha conocido hoy la propuesta de adjudicación de la empresa pública a la compañía CAF para fabricar este material móvil. Estos convoyes irán destinados principalmente a las líneas 6 y 8 y su incorporación supondrá la retirada de los modelos más antiguos. Estarán listos en un plazo aproximado de tres años e incorporarán cada uno seis coches y pasillos intercomunicados. Seguirán otras adquisiciones en los próximos meses con otros 40 para la Línea 1, la primera que inauguró el suburbano madrileño.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha conocido, en su reunión de hoy, el informe de la adjudicación de Metro de Madrid para la compra a la empresa CAF de 40 nuevos trenes que se incorporarán al suburbano madrileño con una inversión total de 450 millones de euros.

Estos convoyes, que cuentan con un periodo de producción de tres años, irán destinados principalmente a las líneas 6 (Laguna-Lucero) y 8 (Nuevos Ministerios-T4 Aeropuerto), y su entrada en servicio supondrá la retirada de los modelos más antiguos, como los de la serie 5000, mejorando así el servicio que se presta a millones de usuarios del transporte público.

Con esta operación, se garantiza, por un lado, un aumento de la capacidad de desplazamientos de todo el subterráneo; y, además, atender la demanda de la futura ampliación de la Línea 11 hasta Conde de Casal. La compra también asegura una redistribución más eficaz de los recursos con los que cuenta actualmente la compañía.

Asimismo, este contrato contempla el desarrollo e implantación de un programa de optimización del ciclo de vida de dichos trenes, lo que conlleva el asesoramiento y asistencia técnica para su conservación durante un periodo de 10 años.

Los trenes de Metro de Madrid tendrán un total de seis coches, con pasillos intercomunicados, cumpliendo los máximos estándares de accesibilidad, calidad y confort. Todos estarán diseñados y fabricados aplicando criterios de sostenibilidad: reducción del consumo energético, de los precios de los repuestos y de las emisiones de CO2 mediante la introducción de nuevos refrigerantes.

La segunda fase de este proyecto, que se llevará a cabo en los próximos meses, supondrá la compra de otros 40 trenes (240 coches) que se asignarán a Línea 1 entre Pinar de Chamartín y Valdecarros -la primera que inauguró el servicio de Metro en 1919-, y con un valor estimado de 518,4 millones de euros.