Colombia

La demanda de viajeros despega y alcanza su máximo desde el inicio de la crisis sanitaria

En Metro asciende a 1.458.853 viajeros diarios lo que supone un 61,2%, de los que había antes de la llegada del COVID-19

El pasado viernes 7 de mayo fue día con mayor demanda de viajeros en el Sistema de Transporte Público de la Comunidad de Madrid desde que el 14 de marzo de 2020 se declarase el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. En el conjunto del sistema se alcanzaron los 3.632.731 viajeros, lo que supone una recuperación del 64,4% de la demanda que se transportaba en condiciones preCOVID-19. De manera individual también lo ha sido para cada uno de los 4 principales modos de transporte: En Metro de Madrid ha ascendido a 1.458.853 viajeros lo que supone un 61,2%, en EMT han sido 1.090.566 (66,6%), en la red de Interurbanos 653.580 (72,1%) y en Renfe-Cercanías 429.460 (60,5%).

La evolución de la demanda media en día laborable desde el inicio de la pandemia Desde el 14 de marzo de 2020, la curva de demanda de viajeros en día laborable del  transporte público de la Comunidad de Madrid ha fluctuado en 6 periodos claramente  diferenciados: el derrumbamiento inicial que tocó suelo la semana del 6 de abril con 411.092,  el crecimiento hasta la semana del 6 de julio en la que se alcanzaron 2.481.027, el descenso durante el periodo vacacional a 1.800.060 en la semana del 17 de agosto, la progresiva recuperación hasta el 14 de diciembre con 3.266.008, el periodo navideño y Filomena provocaron una caída a 1.651.770 la semana del 11 de enero, y desde entonces la recuperación ha sido continua (exceptuando Semana Santa) hasta los 3.354.828 de la semana pasada.

Desde que la demanda de viajeros empezase a recuperarse tras la finalización del primer Estado de Alarma a finales del mes de junio de 2020, y exceptuando los periodos vacacionales, se ha venido observando que los modos ferroviarios tienen una recuperación más lenta que los de transporte por carretera. La crisis sanitaria provocada por la pandemia sigue afectando muy negativamente al uso del transporte público por parte de los ciudadanos, pero la evolución que se viene observando pone de manifiesto la progresiva recuperación de la demanda de viajeros en la región desde principios del mes de septiembre, así como la confianza y la seguridad por parte de los madrileños.