rtsrgj

Metro afronta la fase 2 de la desescalada

Recupera su horario habitual de cierre hasta la 1:30 horas, implanta un nuevo sistema automatizado en los tornos de varias estaciones, ofrece mayor número de trenes y reabre la totalidad de los accesos

Metro recupera su horario habitual de cierre, una vez que la Comunidad de Madrid ha entrado en la fase 2 de la desescalada. Así, el servicio del suburbano se prolonga de nuevo hasta la 1:30 horas. Al comienzo de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, Metro adelantó su horario de cierre a las 00:00 horas, con el objetivo de hacer compatible las necesidades de movilidad que tenían en aquel momento las personas obligadas a desplazarse con las restricciones previstas en el estado de alarma.

Por otro lado, implanta en quince estaciones un nuevo sistema automatizado para controlar y limitar el acceso a la red cuando se supere el aforo previsto, a través de las validaciones de los tornos de entrada. Posteriormente, esta medida se implantará en otras 27 estaciones, con la intención de que, progresivamente, se vaya extendiendo al resto de la red de Metro. Las quince estaciones con tornos automatizados son: Antón Martín, Menéndez Pelayo, Puente de Vallecas, Nueva Numancia, Embajadores, Lavapiés, Canillas, Mar de Cristal, La Latina, Puerta de Toledo, Marqués de Vadillo, O’Donnell, Francos Rodríguez, Ibiza y Estrella.

Además de esta medida, Metro está poniendo en marcha otras acciones en la actual etapa de transición a la normalidad. Así, también  hay un incremento del número de trenes, alcanzando hasta el 95% del servicio habitual en hora punta.

Reapertura de 62 accesos

También se ha procedido a la reapertura de 62 accesos a estaciones que todavía permanecían cerrados al público.  Esta nueva reapertura, que supone que todos los accesos de Metro vuelvan a estar disponibles para los usuarios, permite que haya más distanciamiento personal entre viajeros, que contarán con más facilidades y opciones para entrar en una estación.

Todas estas iniciativas, se suman a las ya puestas en marcha por Metro recientemente para minimizar riesgos y aumentar la seguridad para los viajeros, como la nueva señalización en todas las estaciones y en el interior de los trenes para mantener las distancias de seguridad.

También se han instalado carteles que recordarán la necesidad de mantener las manos limpias y que el uso de mascarillas es obligatorio en el suburbano y en todo el transporte público.