Vuelve el hito, vuelve el tótem de Cuatro Caminos

¡¡Estamos de enhorabuena!! Ha pasado un largo tiempo, 85 años, pero felizmente ha vuelto con nosotros: el tótem de Cuatro Caminos ha regresado a su ‘casa’ de Reina Victoria para iluminar de nuevo el paso de los madrileños y guiarlos al interior de una estación que estrena reforma y que guarda unas interesantes sorpresas.

Hace un siglo la vida en Madrid era muy diferente a la de hoy en día. No existía internet, no había móviles, ni Google Maps, ni ninguna de las apps que actualmente nos ayudan a movernos por la gran ciudad. Metro acababa de poner en marcha su primera línea y ya había previsto la importancia de que sus viajeros encontraran fácilmente las estaciones en la calle. ¿Cómo? Gracias a unas grandes farolas luminosas, de más de seis metros de altura, que destacaban en el entramado de calles madrileño para guiar al viajero a su estación.

Estas estructuras o tótems estaban coronadas con el antiguo rombo de Metro, tenían forma rectangular y replicaban los colores originales del suburbano, rojo y blanco. Por su tamaño y su iluminación eran muy fáciles de reconocer en la distancia y en muy poco tiempo se convirtieron en una de las señas de identidad de Madrid, en un hito popular que ahora vuelve a lucir en Cuatro Caminos.

Este tótem es la parte más visible de la modernización llevada a cabo en Cuatro Caminos, pero no es la única sorpresa que nos encontraremos al pasar por ella. Aparte de las mejoras realizadas en el vestíbulo principal y en los pasillos de distribución de las líneas 1 y 2, y en los andenes, Metro ha tematizado la estación para convertirla en un homenaje a la historia del suburbano y sus trabajadores. No en vano, Cuatro Caminos es una de las ocho estaciones del primer tramo inaugurado por Alfonso XIII (Sol -Cuatro Caminos) el 17 de octubre de 1919, y eso significa mucho para nuestra historia.

Por este motivo todos los viajeros podemos disfrutar de una serie de siete lienzos y dos pinturas colocadas en las vías y en los pasos murales relacionadas con la historia de Metro y de Madrid. Uno de ellos ocupa el andén completo de la línea 2 y es, francamente, espectacular. Si eres un Loco X el Metro nuestro mejor consejo es que vayas cuanto antes a verlo: es una pasada de la que no te arrepentirás.

Pero si andas mal de tiempo, o no puedes viajar a esta estación, aquí te dejamos una pequeña selección de imágenes y comentarios aparecidos estos días en las redes sociales y que ilustran perfectamente cómo ha sido el renacer del tótem de Cuatro Caminos. ¡¡A disfrutarlo!!